Branding digital para principiantes: lo que debes saber

El branding digital es el proceso de posicionamiento de marca en internet. Consiste en un conjunto de prácticas necesarias para que tu producto se conozca en los canales digitales. Para construir tu marca, el proceso inicial pasa por la determinación de lo que quieres alcanzar. Se trata de determinar los factores distintivos y los atributos de tu producto o tu servicio.

  • Cuáles son las características que te hacen diferente de los otros
  • A quien va dirigido tu producto.
  • Que adjetivos o descriptores delimitan mejor tu producto.
  • Cómo quieres que la gente recuerde tu producto, porqué razón?

Estas preguntas iniciales te darán como resultado una lista de atributos precisos que constituyen tu punto de partida y se conocen como el espíritu de la marca. Una vez establecido este proceso puedes identificar tu logo y tu mensaje de marca. Recuerda que los particularidades de un logo y un mensaje de marca digital para el mercado actual son:

  1. Trazos sencillos
  2. Palabras simples y fáciles de recordar
  3. Armonía entre la imagen y el espíritu de la marca
  4. Infografías claras no saturadas
  5. Paleta de colores básicos
  6. Fácilmente transferible a dispositivos digitales.
  7. No afecta la velocidad de carga.
  8. Ortografía simple que no da lugar al error.

El logo y el mensaje de marca deben acompañar todas tus comunicaciones y estar presente en tus chats, blogs, perfiles de redes sociales y otras comunicaciones.

Para comenzar a posicionar tu marca puedes poner en marcha las siguientes estrategias:

  1. Distribución de productos gratis que contengan la marca.
  2. Anunciar en Google, Facebook y otras redes o plataformas, es recomendable utilizar el pago por clic.
  3. Crea un sistema de beneficios para referidos, si un cliente refiere un amigo, recibe algún tipo de descuento o producto gratis
  4. Asegurarte que tus funcionalidades permitan localizarte en un territorio específico.
  5. Priorizar determinadas redes sociales para no dispersar esfuerzos.
  6. Promover experiencias exitosas de compra, a través de relatos en blogs o testimonios de tus clientes.
  7. Utilizar el video y el audio. Estos dos son canales muy importantes para una gran proporción de internautas, sin duda un lugar importante para promover tu marca.

Una vez tu marca comienza a tomar fuerza, la siguiente etapa es concentrar esfuerzos y recursos en la potencialización para esto existen varias estrategias que pueden resultar muy fructíferas, entre ellas reseñamos las mas importantes:

  • Los clientes actuales son los principales portadores de la marca, es importante pedirles que evalúen productos y servicio al cliente. Estimular su participación en chats y foros.
  • Identificar buenos influencers (personas influyentes) capaces de portar de manera adecuada el nombre del producto y hacerlo llegar de manera sutil a una audiencia muy amplia. Es importante que los y las influencers sean reconocidos por el público objetivo del e-commerce y que realicen un trabajo cuidadoso y que parezca natural.
  • Los empleados y empleadas del e-commerce deben ser portadores de la marca. Se trata de fomentar la promoción del buen nombre de los productos y hacer que cada miembro de la empresa se sienta embajador de la marca.

En resumen, el branding digital es un proceso mediante el cual se concibe y se hace conocer una marca en el internet, utilizando diferentes estrategias y recursos. Sus principales atributos son la simplicidad para ser compartido en redes y plataformas, la sensación positiva que pueda crear en el cliente, la reputación online construida por clientes, empleados e influencers. Los canales privilegiados para el branding digital son los anuncios pagos en Facebook y Google, las redes sociales, videos de YouTube y cápsulas de audio (podcast).